10/03/2006

La historia de Ana

hace muchos ayeres (digamos unos no se, 15 anos), cuando vivia en la hermosa Ciudad de Mexico, bueno vivia en Santa Monica que es el Estado de Mexico, pero a fin de cuentas todo es chilangolandia pues la ciudad se ha ido tragando todo.
En esas espocas mis dominios territoriales abarcaban desde Echegaray hasta Arboledas, y uno de nuestros lugares favoritos para andar de vagos era el famoso, bueno en Santa Monica era famoso, cuadro, que era una manzana llena de tienditas, puestos de tacos, fruterias y la madre, que cerraba en una pequena superficie de cemento en la acera, con una bardita donde se sentaban los famosos Cristal y Acero, unos grenudos que no se metian con nadie y que creo que grabaron un disco o algo asi, exactamente ahi habia una tiendita de esas que los oxxos estan aniquilando, de esas que eran una pequena dulceria, cremeria, vinateria etc, un mini mini super, y ahi habitaba Ana.
Mi cuate Luis Alfonso que le mando un saludo donde quiera que este, que se que sigue en Santa Monica entonces mejor le mando un saludo a donde quiera de Santa Monica que este, y su servilleta nos la pasabamos rolando en esos rumbos pues eran inmejorables para la patineta y los patines ya que desde nuestra casa al cuadro, habia unos 700 metros de ancha banqueta en una pendiente , llena de escalones en la cual muchas veces me di en toda la madre y el tambien, bueno pues el final de la pendiente era el cuadro y la tienda de Ana y ahi era nuestra ultima parada o el suelo aveces pero cuando llegabamos sanos y salvos ahi siempre llegabamos a echarnos el frutsi, o las papas o lo que fuera.
A mi me gustaba que estuviera Ana, o Monica o Quique que era un gorila, pero bien a toda madre y tenia un Vocho jodidisimo que siempre queria arreglar entonces ahi platicabamos mientras el wey le hacia al mecanico, generalmente jodiendo mas el coche, ahora que lo pienso, los tres hermanos eran super simpaticos, amables y alegres, y los papas tambien eran amables pero pues ahi no habia la misma confianza.
Y asi con las idas al cuadro un dia me dijo Luis Alfonso,
-Oye, no te has fijado que linda es Ana? y ahi se chingo todo, me fije y me comenzo a gustar, entonces ya siempre iba al cuadro y me recagaba que estuvieran sus jefes solamente o sus carnales, cuando iba en mi patineta saltando escalones y raudo como el viento , la ansiedad de un trayecto libre de aterrizajes donde mi hocico era el freno, aumentanba al acercarme al cuadro y siempre invocaba a Dios, para que ella estuviera ahi y de preferencia sola.
-Huitzilopochtli ayudame a que este sola, y aveces se me concedia y entonces pues nos haciamos pendejos ahi mas rato y platicabamos y ella era toda sonrisas y amabilidad la verdad es que me caia de poca madre y ahora me gustaba, entonces no pude mas y decidi atacar.
Uno de esos dias, llegue solo sin Luis Alfonso y ella estaba sola.. sin nadie, la situacion era propicia, ella me miro, yo la mire, nos miramos, y fue cuando el casanova que hay en mi entro en accion y sin mediar palabra... le di una carta que habia hecho para ella donde le declaraba mi amor y me fui corriendo hecho la madre...

Ya me dio hueva carnales, me dispondre a tomarme una delisiosa Budweiser, que es mi nueva cerveza favorita, ya que la probe en las muestras gratis que daban en un parque de Amheusen Bush, porque el fin de semana me lance a Orlando con mi mujercita y mi hijota y estuvo chido luego si se me incha un tanate les cuento.

Manana La Historia de Ana vol 2, la historia de Torna real..

Tambien quiero hacer mis recomendaciones de septiembre porque el dia se me hizo muy corto porque me dieron el puente de Yonki Pur , o como se escriba, entonces acabo de llegar

1 comentario:

la number one dijo...

cada dia q pasa me sorprendes mas...y cada dia q pasa creo q te conozco menos..
gaba